jueves, 23 de octubre de 2014

Hipotecas para mileuristas

Los bancos vuelven a conceder hipotecas a mileuristas

Comprarse una casa en 2014 siendo mileurista no es nada fácil, por un lado a causa de los desorbitados precios de la vivienda en España y por otro, porque los bancos, bastante cerrados todavía a conceder financiación sin tomar antes muchas medidas de control de riesgo, pocas veces confían en ciudadanos con este sueldo.

Sin embargo, es una realidad que, poco a poco, el mercado hipotecario está empezando a mejorar en nuestro país, al menos en comparación con los últimos dos años, lo que significa que algunos bancos están abaratando su ofertas haciéndolas más accesibles a todos, bajando no solo sus intereses sino también el sueldo mínimo exigido para acceder a la financiación.

En cualquier caso, los mileuristas interesados han de tener en cuenta 3 cuestiones antes de lanzarse a solicitar financiación. Primero, más que para mileuristas, las hipotecas vuelven a ser accesibles para parejas de mileuristas. Los bancos prefieren conceder hipotecas a dos titulares, ya que es más difícil que los dos se queden en paro a la vez. Por eso rara vez prestan dinero a una sola persona mileurista.

En estos momentos, las hipotecas que menos ingresos piden a los interesados son la Hipoteca Mari Carmen Abanca Euríbor + 1,70 % (600 €) y la Hipoteca Naranja ING a Euríbor + 1,69 % (600 €), seguidas de la Hipoteca Transparente BBVA a Euríbor + 1,80 % (1.500 € si es 1 titular y 2.000 € si son 2 titulares) y la Hipoteca SIN Bankinter a Euríbor + 1,70 % (2.000 € entre todos los titulares).
Segundo,  es necesario tener ahorrado un 33 % del valor de la casa. A no ser que le compremos un piso al banco, la entidad solo nos prestará el 80 % del valor de la vivienda; el otro 20 % saldrá directamente de nuestro bolsillo. Y además, a la entrada hay que sumar otro 13 % en concepto de gastos de apertura: tasación, notario, gestor, impuestos... Así, hay que tener ahorrados unos 33.000 euros para adquirir una casa de 100.000 o el banco no nos dará la hipoteca.

Y tercero, solo es posible comprar una casa de 162.500 euros. Ningún banco nos dejará pagar una cuota que suponga más del 35 % de nuestros ingresos mensuales (700 € para una pareja que cobra 2.000 €), y rara vez nos darán un plazo mayor a 30 años para devolverlo. Así, contando con que conseguimos una hipoteca barata a Euríbor + 1,89 %, vemos que en 30 años solo habremos podido pagar 130.000 euros al banco, lo que equivale al 80 % de financiación de una casa de 162.500 €.


Por último cabe aclarar que, si el Euríbor se mantuviera a su cotización actual, una pareja de mileuristas podría pagar una hipoteca de hasta 180.000 € (el 80 % de una casa de 225.000 €), pero es necesario pensar que el Euríbor subirá al menos al 3 % en algún momento de las próximas décadas y los titulares deben asegurarse de que podrán pagar.

lunes, 20 de octubre de 2014

Pedir dinero si eres moroso

¿A quién puede pedir dinero un moroso?

Cuando una persona queda inscrita en una lista de morosos como ASNEF, lo cierto es que ningún banco le concede un crédito, aunque todavía puede acudir a un prestamista privado, incluso si no tiene nómina, según informa el comparador HelpMyCash.com. Conseguir un crédito estando en RAI o ASNEF es difícil pero posible. Para empezar, debemos saber que las únicas oportunidades de financiación nos las van a dar los prestamistas privados. Para elegir a cuál de ellos ir, debemos tener claro cuánto dinero necesitamos. Hasta 1.500 euros (sin aval) podemos acudir a Cashper (500 euros a 30 días), Pepedinero, 500 euros (250 para nuevos clientes) a 30 días, VíaSMS, 600 euros (300 para nuevos clientes) a 30 días y Zaimo, con 1.500 euros a 12 meses.

Para conseguir más de 1.500 € (con la casa como aval), es posible solicitárselos a SF Gold, hasta 30 % del valor de la casa a 35 años, a SUizaINVEST, hasta 30 % del valor de la casa a 15 años y a T-Presta, hasta 40 % del valor de la casa a 15 años. 


¿Cualquier persona en RAI o ASNEF puede conseguir un crédito Con aval, sí.
Si estamos dispuestos a poner nuestra casa como aval, el prestamista privado no necesita que tengamos las cuentas al día porque tiene la seguridad de que, si no pagamos, se quedará con la casa. Sin aval, depende. Casi ningún prestamista concede créditos sin aval a personas con ASNEF que tengan deudas de más de 1.000 euros, sobre todo si la deuda se ha contraido con un banco Las empresas que dan créditos con ASNEF los conceden si, por ejemplo, el solicitante tiene una factura pendiente de 300 euros con su teleoperadora, o con su suministradora de luz, porque no está de acuerdo con la cantidad o porque ha tenido un descubierto.

jueves, 16 de octubre de 2014

Es posible un euribor negativo

¿Veremos un Euríbor negativo?

El Euríbor, índice al que se referencian la inmensa mayoría de hipotecas en España, cotiza a mínimos históricos desde que fue creado en 1999: 0,362 % en cotización mensual y 0,332 % en cotización diaria.
Este índice no ha dejado de caer desde que el Banco Central Europeo situó los tipos de interés en el 0,05 %, también mínimo histórico del precio del dinero en Europa, y todavía sería posible que bajara más su valor en los próximos días. Así, muchos se preguntan: ¿sería posible que el Euríbor siguiera bajando hasta cotizar por debajo del 0 %?

Según han explicado varios expertos a varios medios financieros, teóricamente sí sería posible que el Euríbor cotizara en negativo, y recuerdan que el Euríbor a 1 mes ya está al 0,006 %, pero todos lo ven como "muy improbable" o incluso "un milagro".

¿Qué pasaría con las hipotecas ya firmadas?

En el caso de que llegáramos a ver un Euríbor negativo, desde luego sería una buena noticia para los hipotecados que verían cómo su letra de la hipoteca es más barata que nunca desde que la firmaron.
Si tomamos como ejemplo una hipoteca a Euríbor + 1% a 25 años que actualmente, con un Euríbor al 0,362 %, está pagando una cuota de 590 euros, vemos que si el Euríbor pasara a cotizar al -0,10 %, la cuota sería de 558 euros (5,5 % más barata), y si bajara hasta el -0,50 %, la cuota solo sería de 532 euros (un 10 % más barata que ahora).
Sin embargo, no sería una buena noticia para los hipotecados cuyos contratos incluyan una cláusula suelo, ya que, baje lo que baje el Euríbor, incluso si es en negativo, estos clientes pagarían el interés mínimo establecido en su contrato sin poder beneficiarse de la gran bajada.

¿Y con las hipotecas de nueva constitución?

Es probable que este hecho, de producirse, no jugara a favor de los que se van a hipotecar, ya que los bancos podrían subir diferenciales de sus hipotecas para compensar y tratar de cobrar un poco más de intereses. Y quién sabe si hasta podrían inventarse un "suelo de Euríbor" u otra herramienta para no verse tan perjudicados por esta situación que les haría obtener ingresos mucho menores a los de ahora.

De momento, el único consenso entre expertos del sector es que el Euríbor no remontará de forma significativa en los próximos meses lo que, por lo menos, son buenas noticias para los hipotecados, que pagarán algunos euros menos cada mes a partir de su próxima revisión.

lunes, 13 de octubre de 2014

La primera promoción de Solvia en Barcelona

Solvia inicia hoy la comercialización de su primera promoción en Barcelona

- La inmobiliaria de Banco Sabadell ofrece 62 viviendas en Sancho de Ávila, en un edificio de 13 plantas, y pone en valor un activo de su cartera en una de las zonas más atractivas de la ciudad

- Solvia tiene en curso actualmente 29 promociones en toda España que suman un total de 900 viviendas

Solvia, la inmobiliaria de Banco Sabadell, pone hoy a la venta su primera promoción en Barcelona. Se trata de un edificio de 13 plantas de nueva construcción en la calle Sancho de Ávila número 15, en una de las zonas con mayor atractivo de la ciudad. 

El inmueble, singular por su diseño innovador (obra del despacho de arquitectura Valls y Musquera, bajo la dirección técnica de Noemí Musquera), cuenta con 62 viviendas de 2, 3 y 4 dormitorios con plazas de parking, cuya comercialización se inicia hoy. 

Uno de los aspectos más positivos de esta promoción es precisamente su emplazamiento, ya que se encuentra en la zona de la plaza de Glòries, junto a la Torre Agbar y muy cerca del Port Olímpic y del Distrito 22@, con buenos accesos a medios de transporte y áreas comerciales. Un claro síntoma del interés que ha despertado esta promoción es la cola de potenciales compradores interesados, que se ha formado en plena noche, horas antes de que se iniciase el proceso de comercialización.

Tal y como indica el director general de Banco Sabadell y máximo responsable de la inmobiliaria, Miguel Montes, “Solvia es hoy uno de los principales actores del sector y precisamente uno de los primeros que puso el foco en la puesta en marcha de nuevas promociones con el fin de reactivar el mercado. Hoy hemos iniciado 29 promociones propias en toda España, lo que representa cerca de 900 viviendas en construcción. Desde el pasado año 2013, comenzamos a vender sobre plano y hemos vendido solares a promotores que quieren comprar para construir. Hay, sin duda, un dinamismo selectivo en algunos mercados, como es el caso de Barcelona”.  

sábado, 11 de octubre de 2014

Impuestos al heredar una casa

Cómo heredar una casa sin acabar arruinado

Según varios estudios, en los últimos cinco años las renuncias a la herencia se han visto dobladas. ¿El motivo? Además de las herencias “de deuda” que nadie quiere, hay que afrontar el temido impuesto de sucesiones que supone que, para poder quedarse con la casa, el heredero tendrá que pagar entre el 9 % y el 35 % de su valor, según informa el comparador HelpMyCash.com.

Supongamos que hemos heredado una casa de 150.000 euros. ¿Qué cantidad tendremos que pagar si queremos la casa? Dependerá de nuestro parentesco con el fallecido. Por ejemplo, un hijo menor de 21 años pagará 14.128,56 euros (9 % de la herencia), un hijo mayor de 21 años o un cónyuge pagará 19.119 euros (13 % de la herencia), un sobrino o un hermano tendrá que abonar 32.730 euros (22 % de la herencia), y un primo o familiar lejano, unos 44.205 euros (30 % de la herencia). 

Es decir, cuanto más cercano sea el familiar, menos pagaremos. Aunque también dependerá de nuestro matrimonio previo (las cantidades anteriores están calculadas suponiendo que el heredero tiene un patrimonio previo inferior a  402.678,11 euros). Las personas con más patrimonio pagarán más impuestos.

Medidas preventivas en vida

Para aliviar los impuestos que habrán de pagar los herederos, es posible tomar en vida algunas medidas que reducen estos impuestos.

Dividir la herencia. Partiendo de la base de que cuanto más se recibe más se paga, parece claro que cuanto más dividamos la herencia, menos impuestos pagarán los herederos. Por ejemplo, es mejor dejar una casa al cónyuge y a los 2 hijos en vez de solo al cónyuge, sobre todo porque podemos limitar el uso de algunos herederos, por ejemplo, para que no vendan hasta que otro heredero muera.

Donar en vida. Las donaciones también están sujetas a tributación, pero en ocasiones pueden suponer un gasto menor al impuesto de sucesión. Esta operación también permite limitar la disponibilidad de la casa al heredero para que no la venda hasta que, por ejemplo, no cumpla una cierta edad. No en todos los casos esta medida supone un ahorro, por lo que se recomienda hacer cálculos con un profesional en la materia antes de actuar.

Dar una mayor parte a menores o inválidos. Las personas inválidas y menores de edad son las que tienen que pagar menos impuestos. Por eso, dejar una herencia que les beneficie más que a otros herederos disminuirá mucho el gasto, aunque, por supuesto, esto solo puede hacerse en familias muy bien avenidas y con miembros de total confianza.

Medidas si ya hemos heredado 

Cuando un heredero quiere la casa legada pero no es capaz de pagar de golpe todos los impuestos correspondientes, tiene dos salidas: pagar a plazos o acudir a un intermediario financiero.

Pagar a plazos. Hay que solicitarlo antes de que hayan transcurrido 5 meses. Podemos pedir que nos aplacen un año el pago siempre que en la herencia no hayamos percibido dinero suficiente para pagar estos impuestos. También podemos pedir que nos fraccionen el pago hasta un máximo de 5 años. Y por último, si somos el cónyuge, ascendiente, o descendiente o bien pariente colateral, mayor de sesenta y cinco años, y hemos convivido con el fallecido durante los dos años anteriores a su muerte en la vivienda habitual que ahora percibimos, podemos solicitar un aplazamiento de tres años, si podemos aportar al banco un aval de al menos el 125 % del valor de la herencia.

Acudir a un intermediario financiero. Si no queremos renunciar a la casa pero en este momento no tenemos efectivo ni siquiera para hacer frente a un pago aplazado, podemos solicitar un préstamo con garantía hipotecaria como el de SF Gold, T-Presta o SUizaINVEST siempre que tengamos una casa en propiedad, completamente pagada o casi pagada. Estos prestamistas nos concederán un préstamo de entre el 30 % y el 40 % del valor de tasación con el que podremos liquidar los impuestos


sábado, 27 de septiembre de 2014

Conseguir un crédito en 15 minutos

¿Es posible conseguir un crédito en 15 minutos?
Las empresas de capital privado que conceden minicréditos rápidos de hasta 600 euros a devolver en 30 días suelen repetir una misma frase en sus anuncios: "Dinero en su cuenta en 15 minutos". A pesar de que muchas personas recelan de este eslogan, sí es cierto que se cumple en algunos casos, aunque no en todos, según informa el comparador HelpMyCash.com.
Empezando con lo obvio, para tener el dinero tan rápido en nuestra cuenta es necesario que seamos un buen candidato a obtener el préstamo, es decir, que la empresa ha de estimar que no corre demasiado riesgo de impago y nos lo ha de conceder. Es a partir de ahí que podemos poner el contador en marcha.
Algunos consejos para obtener el dinero minutos después de la concesión son:
1.       Hacer la petición un día laborable. Algunos prestamistas no trabajan los fines de semana pero, incluso aquellos que sí trabajan, solo podrán conseguir que tengamos el dinero en cuenta el lunes a primera hora, cuando abra el banco, a no ser que encarguemos una “trasferencia exprés”, lo que suele costar una media de 5 euros.
2.       No pedir más dinero del que tenemos capacidad de devolver. Es inútil pedir 500 euros cuando no tenemos más que 300 euros de ingresos. Con mucha suerte el prestamista se arriesgue a prestarnos 100 euros, pero desde luego no 500. Pedirlos es perder el tiempo, ya que nunca pasaremos los filtros de riesgo de estas empresas.
3.       Asegurarnos de haber rellenado el cuestionario sin errores y enviar la documentación requerida lo antes posible. Los prestamistas suelen comprobar todos nuestros datos antes de tener en cuenta nuestra solicitud; cuanto más orden y pulcritud encuentren en nuestro envío, antes terminará el proceso.
4.       Pedir el préstamo a más de un prestamista a la vez. Recordemos que al tratarse de una gestión online, no nos cuesta nada. Así, si alguno nos lo deniega, seguimos teniendo opciones. Y en caso de poder elegir porque nuestra solicitud ha sido preaprobada en más de una empresa, tendremos la posibilidad de elegir la oferta más barata y rechazar el resto.
5.       Pedir el minicrédito a un prestamista que opere con nuestro banco. Cada empresa trabaja con un grupo reducido de bancos. Por ejemplo:
§  Pepedinero - La Caixa, Santander, Sabadell, ING
§  Ok Money - La Caixa, Santander
§  CreditoMovil - Bankia, Cajamar, Banco Popular, Banesto, Bankinter, ING
§  ViaSMS - Bankia, BBVA, Santander, La Caixa
§  Prestamo10 - Bankia, Banesto, BBVA, Santander, Sabadell, La Caixa, CatalunyaCaixa, Banco Mare Nostrum
§  CreditoNuevo - La Caixa, Bankia, Santander
§  CreditoPocket - Banesto, BBVA, Santander, Sabadell, La Caixa
§  Vivus - BBVA, Santander, Bankia, Bankinter, Unicaja
§  Cashper - Bankia, Santander, CatalunyaCaixa
§  Wonga - BBVA, Santander, La Caixa
§  Contante - La Caixa, Santander
§  DineritoAhora - Sabadell, Bankia, Caja de Ingenieros, Santander


Si queremos recibir el dinero 15 minutos después de que nos aprueben el préstamo, nuestra cuenta debe pertenecer a uno de estos bancos. De lo contrario, podemos llegar a esperar entre 24 y 48 horas antes de tener el dinero operativo en cuenta.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Pedir un préstamos para comprar un coche

Préstamos para comprar un coche: ¿mejor banco o concesionario?

Al comprar un automóvil en 2014, lo más habitual es necesitar financiación, es decir, un préstamo coche. En 2014, es posible conseguirlo de dos maneras: solicitando el crédito a un banco o pidiéndole el dinero al mismo concesionario, que seguramente ya le haya hecho una oferta al comprador. Pero ¿cuál de las dos opciones da más facilidades? y ¿hay diferencia de coste entre banco y concesionario?
 
Varias similitudes

Según apunta el comparador financiero HelpMyCash.com, ya optemos por un banco o por el concesionario que nos ha vendido el coche, será necesario que dispongamos de unos ahorros para la entrada, en concreto del 10 % del valor del coche.

Además, hemos de saber que concesionario y banco suelen aplicar comisiones muy similares de apertura y estudio del préstamo, en general entre el 1 % y el 3 % del precio del vehículo.

Las ventajas del concesionario
Según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), más del 60 % de los créditos coche que se conceden en estos momentos provienen de las financieras de los concesionarios (en 2007 solo eran el 30 %), y esto se debe a sus muchas ventajas. Las principales son la facilidad, comodidad y rapidez, ya que no hay que realizar un peregrinaje buscando banco ni hay que volver a dar todos nuestros datos. 

Además, en general, el interés aplicado en los préstamos de los concesionarios es más bajo que el de los bancos, y aceptan casos que el banco ha podido descartar.

Como última ventaja, cabe citar que suelen aceptar nuestro coche usado, sin importar la marca, a cambio de un descuento en el precio total. Es verdad que el dinero que nos dan por nuestro antiguo auto es bastante menos del que nos darían si lo vendiéramos por nuestra cuenta, pero se ahorra mucho tiempo y molestias.


Cuando el banco es la mejor opción

Sin embargo, aceptar la ayuda del concesionario también tiene muchos inconvenientes que difícilmente encontraremos en un banco. El primero, que suelen obligar a contratar seguros de vida y desempleo, que además se pagan en Prima Única Financiada. Esto quiere decir que el coste total del seguro durante los años que nos obliguen a contratarlo se suma al valor del coche y sobre este total se aplican los intereses, lo que por supuesto los hace más altos que antes. La consecuencia es que aumenta el interés TAE del préstamo.

Por otra parte, hay que saber que los concesionarios no suelen financiar vehículos por debajo de los 6.000 euros, así que si nuestro coche nuevo es de coste inferior o de segunda mano, habrá que acudir a un banco. 

También está la cláusula que aplican las financieras en sus contratos que exije la inscripción del vehículo en el Registro de Bienes Muebles para garantizar el préstamo, lo que en la práctica hace que el comprador del coche no puedea venderlo ni transmitirlo hasta que no salde la totalidad de la deuda.

Otro inconveniente es que en caso de dudas o problemas, no podremos acudir al concesionario sino que tendremos que solucionarlo telefónicamente, ya que los concesionarios solo venden los coches, no gestionan productos financieros.

Por último, antes de aceptar la financiación del concesionario, hemos de saber que, al final del préstamo seguramente nos encontraremos con comisiones de cancelación y amortización anticipada que habían quedado en la letra pequeña del contrato.

Teniendo en cuenta que el mercado actual ofrece préstamos coche como el de Lendico al 6,30 %, Santander al 7,70 %, Pichincha al 7,50 % o ING al 7,75 %, el comprador debe hacer cálculos para conocer si le vale la pena firmar un contrato a un interés menor pero con más condiciones que le obligue a pagar más comisiones y seguro